jueves, 5 de marzo de 2015

Salario venezolano es de subsistencia: El peor de Latinoamérica

Dayrí Blanco. El Carabobeño 5 de Marzo de 2015. Es su día libre. Juan Acosta se dedica a resolver varios asuntos pendientes. Tiene el presupuesto listo. Bien ajustado a su bolsillo. Pero no incluyó gastos que parecen insignificantes. Pagó 28 bolívares por menos de dos horas de estacionamiento en una clínica, le dio dos billetes de 10 de propina al joven que le limpió el parabrisas en el semáforo, se conmovió con la historia de una madre necesitada de medicinas y le regaló 50 bolívares, y al ver la hora se dio cuenta que no tendría tiempo de ir a comer a casa y pagó 350 bolívares en un almuerzo. En total gastó 448 bolívares adicionales, lo que representa el 240% de un día de su salario. Todo indica que el sueldo mínimo actual es de subsistencia. Las cuentas son dramáticas. El salario mínimo atenta contra la calidad de vida de los venezolanos. Sus cinco mil 622,48 bolívares representan solo el 30,65% de la canasta alimentaria normativa, que el Centro de Documentación y Análisis de la Federación de Maestros (Cendas) calculó en 18 mil 342,96. Incluso el Instituto Nacional de Estadística (INE) reconoció que el salario estipulado por el Gobierno es insuficiente para cubrir necesidades básicas al señalar que se deben desembolsillar nueve mil bolívares para costear la cesta normativa. Una hora de trabajo es remunerada en 23,42 bolívares, monto que no alcanza ni para comprar un café en una panadería. Pero esos 60 minutos de jornada implican unos 400 cauchos fabricados, más de 50 vehículos ensamblados y nueve mil kilos de detergentes producidos en las industrias de la región en condiciones normales, sin porcentajes elevados de caída en los procesos de manufactura. El peor sueldo de Suramérica Juan no se había percatado de esos montos. Hace magia cada quincena para poder cubrir sus necesidades básicas y las de su familia mientras que el Ejecutivo nacional insiste en afianzar la idea de que los venezolanos cuentan con el mejor sueldo mínimo del continente. Pero la realidad es que el país es el único en Suramérica que experimenta un retroceso salarial, seguido por Chile, que tuvo una variación de 4% del salario mínimo sin llegar a ser una contracción, en contraste con Brasil que es el país con mayor crecimiento de sueldos al registrar una variación de 92,5% en los últimos cinco años. El concepto del salario mínimo en Venezuela y su masificación lo creó Carlos Andrés Pérez en su primer gobierno, cuando estipuló en ese momento que la remuneración básica para los trabajadores fuera de mil 200 bolívares, en una época en la que el dólar se cotizaba a una tasa de 4,30. En números redondos el sueldo era de 280 dólares. En la actualidad, a la tasa Simadi que en promedio se ha mantenido en 170 bolívares, con el incremento del salario que comenzó a regir el 1º de febrero se pueden comprar solo 33 billetes verdes. Esto significa que la remuneración que recibe Acosta en la fábrica de helados para la que trabaja se contrajo en los últimos 40 años en 88,21%. El experto monetario José Luis Cordeiro explicó que los salarios no deben ser flexibles a la baja. Pero es un fenómeno que sucede en Venezuela. Recordó que Carlos Andrés Pérez al anunciar el sueldo decretó también que una arepa con queso costaba un bolívar, lo que quiere decir que en ese entonces se podían comprar mil 200 arepas y hoy el salario alcanza para 56, calculando el precio de cada unidad en cien bolívares. El poder adquisitivo está claramente en baja.

miércoles, 4 de marzo de 2015

El presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, diputado Oswaldo Vera, indicó que “para antes del 1º de mayo de este año, en Venezuela no debe existir ni un solo trabajador tercerizado”. Afirmó que por este delito serán sancionadas aquellas empresas, públicas o privadas, que permanezcan en mora en el proceso de incorporación de sus trabajadores a sus nóminas. La Ley Orgánica para el Trabajo, dictada en 2012, dio un plazo de tres años para que las compañías se ajustaran a la prohibición de la tercerización, que contempla el instrumento legal. Esta figura suele ser usada para evadir responsabilidades con el personal mediante el uso de terceras firmas para establecer compromisos contractuales, reseñó AVN. “Miramos con muchas expectativas los anuncios que pudiera dar en este sentido el presidente de la República, Nicolás Maduro, el próximo 1º de mayo (Día Internacional del Trabajador), que irían a reforzar esta medida prevista en la ley”, afirmó Vera . Etiquetas: Asamblea Nacional, Oswaldo Vera
yY4/VPe5IH3sjSI/AAAAAAAAAkw/QzKxypHhmmM/s320/Oswaldo-Vera-300x167.jpg" />

jueves, 26 de febrero de 2015

LUIS BRITO GARCIA Y LA CAMPAÑA ADMIRABLE CONTRA LA GUERRA ECONOMICA

Primicias24.com (Opinión) – Declaran las autoridades que contra Venezuela se libra una Guerra Económica. ¿Qué guerra se gana con trapitos calientes? ¿Se venció alguna batalla protegiendo al enemigo? ¿No se lo habría podido derrotar hace tiempo con las medidas siguientes? - Divulgación inmediata por el ciudadano Presidente de la República de la lista de empresas y personas que recibieron 60.000 millones de dólares a tasas preferenciales y las aplicaron a importaciones fantasmas o inexistentes. - Apertura por la Fiscalía de la República de investigaciones para establecer la responsabilidad civil, penal y administrativa de todos los representantes y directivos de dichas empresas, así como a los funcionarios cómplices que decidieron el otorgamiento de dólares, y a los que no exigieron o verificaron las fianzas de fiel cumplimiento por los favorecidos. - Embargo preventivo por la Procuraduría General de la República de los bienes de empresarios y funcionarios involucrados en ese fraude al pueblo venezolano. - Reestructuración inmediata de los sistemas encargados de vigilar y evitar el contrabando de extracción, que según denunció el ciudadano Presidente filtra por nuestras fronteras el 40 % de lo que producimos o importamos. - Asunción por el Poder Nacional del control de las importaciones de bienes básicos. - Prohibición de trabajar en el sector público y de contratar con el Estado a personas naturales o empresas incursas en el fraude cambiario y el contrabando de extracción. - Cobro sin dilaciones a los deudores morosos del Fisco de lo que deben en créditos liquidados y no cancelados. - Reforma de la Ley de Impuesto sobre la Renta elevando su tasa tope de 34% de tributación para las grandes ganancias, y habilitar mecanismos para que, además de pechar esencialmente a los asalariados, se aplique en forma real y efectiva a todas las actividades productoras de ganancia. - Pechar con altas tasas tributarias productos nocivos para la salud, como el tabaco y el alcohol, o actividades perjudiciales a la sociedad, como el juego en todas sus formas. - Reestructurar integralmente el sistema de recaudación y control del IVA, que cobran sin falta al consumidor comerciantes que sólo entregan al Fisco menos del 20% de lo recaudado. - Crear impuestos patrimoniales para las altas concentraciones de propiedad. - Imponer tributos proporcionales a su monto a las transacciones financieras. - Elevar tasas de tributación al capital financiero y bancario. - Retirar la inmunidad tributaria a fundaciones y otros entes “sin fines de lucro” que en realidad operen como bancos y agencias de inversión de los grandes capitales. - Controlar el contrabando de extracción, que según el Presidente desaparece por nuestras fronteras el 40% de lo que producimos o importamos. - Erradicar la explotación ilegal de oro y otros minerales preciosos y la devastación ecológica que tales actividades provocan. - Reimplantar el control previo del gasto público, complementarlo con un control posterior sobre su resultado, y extenderlos eficazmente a la administración nacional, estadal, municipal, comunal, centralizada, descentralizada, autónoma, de empresas y de fundaciones públicas. - Ejercer riguroso control de la legalidad, eficacia y resultado de todas las variedades del gasto social. - Legislar rigurosas sanciones para bachaqueros, raspacupos, especuladores, acaparadores, delincuentes cambiarios, malversadores, desfalcadores, corruptos, evasores tributarios y enriquecidos ilícitamente, y aplicarlas en forma ejemplar. - Legislar para los casos de acaparamiento o especulación la confiscación sin indemnización, no sólo de los bienes, sino de la empresa. - Informatizar la administración tributaria con registros de los contribuyentes, sus patrimonios y la relación entre éstos y las cantidades que tributan. - Denunciar la conjura de las calificadoras de riesgo, por cuyos diagnósticos nuestra Deuda Externa paga 16% de interés, mientras que cancelan sólo 3% países con medio siglo en guerra civil. - Rescindir los Infames Tratados contra la Doble Tributación, por los cuales las transnacionales no pagan impuestos sobre las ganancias que obtienen en Venezuela. - Eliminar la inmoral exención de dichos Tratados por la cual los usureros beneficiarios de la Deuda Pública no tributan un céntimo como impuesto por las ganancias que les aportamos. - Denunciar los Infames Tratados de Promoción y Protección de Inversiones, que permiten inmunizar mediante contrato a los contribuyentes ricos contra las reformas tributarias, y someten sus controversias a tribunales extranjeros. - Promover en el ALBA, Unasur, la Celac, el Mercosur y demás organizaciones de las que forme Venezuela un frente común frente a los acreedores de la Deuda Externa y los Fondos Buitres. - Acelerar la institucionalización del Banco del Sur y la instauración del Sistema Unificado de Compensación de Reservas (SUCRE) como instrumentos regionales para enfrentar el capital financiero acreedor - Considerar un razonable incremento del precio de la gasolina hasta cubrir su costo de producción, pero sólo después de que se hayan cumplido las medidas precedentes. En ochenta y cinco días ganó la Campaña Admirable un ejército patriota que sólo contaba con su resolución contra un enemigo que lo tenía todo. El Libertador apenas se detuvo un instante en Trujillo para redactar el Decreto de Guerra a Muerte, que identificó al adversario y ordenó tratarlo con la misma dureza con la cual éste había tratado a los republicanos. En menos tiempo debe vencer la Guerra Económica un gobierno que cuenta con el Estado y el Pueblo.

Lic. José F. Otero Presidente de Signals Telecom Consulting desde Bogotá, Colombia. OPINA

SERVICIO DE TELECOMUNICACIONES MOVILES EN VENEZUELA La p
roducción nacional de teléfonos no alcanza siquiera para satisfacer la demanda de Movilnet, debe apuntalarse la producción nacional para satisfacer a todo el mercado.” dijo en eXclusiva para Con-Cafe, el Lic. José F. Otero Presidente de Signals Telecom Consulting desde Bogotá, Colombia, para hablarnos de las leyes secundarias en México, de como LTE derrotó a WIMAX, de los despliegues LTE en Latinoamerica y un análisis situacional de las telecomunicaciones en Venezuela por #ConCafeRADIO. “Frenar a los privados es perjudicar a CANTV” “Frenar a los privados es perjudicar a CANTV, por que esta empresa le da el transporte a las operadoras privadas, castigar al sector privado con falta de políticas claras de regulación, la entrega extemporánea de espectro y la ausencia de dólares para el sector perjudica a todos.” argumentó en eXclusiva para Con-Cafe, el Lic. José F. Otero Presidente de Signals Telecom Consulting desde Bogotá, Colombia, para hablarnos de las leyes secundarias en México, de como LTE derrotó a WIMAX, de los despliegues LTE en Latinoamerica y un análisis situacional de las telecomunicaciones en Venezuela por #ConCafeRADIO. Venezuela era uno de los líderes en tecnología móvil hoy se quedó rezagada y dijo el invitado. “Mal servicio impulsa desconexión de Internet Movil” “Mientras en América Latina las suscripciones de Internet Móvil va en aumento, en Venezuela se incrementan las desconexiones por el mal servicio de las operadoras venezolanas.” dijo en eXclusiva para Con-Cafe, el Lic. José F. Otero Presidente de Signals Telecom Consulting desde Bogotá, Colombia. “La situación no esta fácil ni para los usuarios ni para los operadores” expresó el invitado. Falta de regulación en el sector, dólares para el sector y el espectro son las dolencias que enfrenta el operador venezolano. La migración tecnológica hará que la voz sea un valor agregado, de acuerdo al espectro disponible. La apuesta de las operadoras debe ser desplegar redes IP. En Venezuela sólo Digitel GSM lo ha hecho. Puede desplegar Movilnet y Movistar su red LTE. Si, pero necesitan espectro y para ello: “CDMA 2000 debe ser apagado para liberar espectro pero tomando la previsión de no dejar a los usuarios sin el servicio y proporcionando los dispositivos para la migración tecnológica.

Aprueban aumento de la Unidad Tributaria a 150 bolívares

La Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional (AN) aprobó el reajuste del valor de la Unidad Tributaria (UT) a 150 bolívares, que regirá para el ejercicio fiscal 2015. La UT actual es de 127 bolívares y, una vez se publique en Gaceta Oficial, pasará a 150 bolívares, representando un incremento de 18%. La nueva Unidad Tributaria será la que se aplique de ahora en adelante para trámites con el Estado y servirá para la determinación de tarifas y multas. También se aplicará para la declaración de ingresos estimados. Para la declaración definitiva de impuestos de 2014 se aplicará la UT de Bs 127.

Salario 5.622,48 bolívares

El aumento del salario mínimo de 15%, anunciado el mes pasado durante la presentación de la Memoria y Cuenta Presidencial, entró en vigencia a partir del 1° de Febrero de 2015. De esta forma, la remuneración básica pasa de 4.889,11 bolívares a 5.622,48 bolívares, tanto para los empleados públicos como privados. El incremento equivale a 733,37 bolívares mensuales y 24,45 bolívares diarios. Se trata del primer aumento salarial antes de mayo, cuando el Ejecutivo tiene previsto otro ajuste del sueldo mínimo. Durante la gestión de Maduro se han realizado siete incrementos y en 15 años 29 veces. El incremento se extiende a los pensionados del Seguro Social, quienes además percibirán un mes de retroactivo, para un total de 6.355,85 bolívares. Maduro señaló en su mensaje anual al país, en la Asamblea Nacional, que se destinarán 49.703 millones de bolívares, a través de un crédito adicional, para garantizar el pago del primer aumento del salario mínimo en 2015, y que será aplicado "a las diferentes escalas de funcionarios y tabuladores de los obreros". El Ejecutivo anunció también la cancelación de un bono de salud a los adultos mayores, pero no especificó el monto y si entraría en vigencia este mismo mes.

lunes, 8 de diciembre de 2014

José Guerra: “Perdimos el boom petrolero: la pobreza debe estar en torno a 40%”

En su nuevo libro Del Legado de Chávez al Desastre de Maduro (2014, Libros Marcados), José Guerra describe cómo la ilusión de prosperidad y desarrollo que desató el reciente boom petrolero fue mutando hasta convertirse en una crisis que amenaza con sumergir en la pobreza a miles de venezolanos y evaporar la capacidad de compra de la clase media.
Con la experiencia de un recorrido que incluye el cargo de gerente de estudios económicos del Banco Central de Venezuela, coganador del Premio Nacional de Economía Ernesto Peltzer, ex director de la Escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela y un posgrado en la Universidad de Illinois, analiza qué puede ocurrir tras lo que no duda en calificar como “un fracaso espectacular”.
En su libro usted sintetiza lo que llama el desastre de Maduro como el conjunto de recesión, inflación, escasez y pérdida de reservas internacionales. ¿En rigor esto obedece al legado de Hugo Chávez o ya puede hablarse de errores propios en la política económica del Presidente?
Las dos cosas. Es evidente que Hugo Chávez fue quien instauró el modelo, pero también hay mucho de Nicolás Maduro en este resultado, porque son dos años en el poder. Hay que tomar en cuenta que en realidad Maduro es presidente desde diciembre de 2012, cuando Chávez tiene que irse a Cuba por la enfermedad que padecía.
La principal responsabilidad del actual Presidente es por impericia y falta de decisión. Nicolás Maduro es un hombre dubitativo, vacilante. Tenemos un gabinete económico desarticulado, con cuatro vicepresidentes de Economía en dos años, ministros que duran cuatro o cinco meses… así ninguna política económica puede funcionar.
¿Observa similitud con el expresidente Luis Herrera, quien no tomó decisiones a tiempo y cuando el desequilibrio económico se hizo inmanejable tuvo que anunciar la devaluación en lo que hoy se recuerda como el “Viernes Negro” de 1983?
Luis Herrera era un hombre formado. Nicolás Maduro un hombre elemental. Sin embargo, ambos comparten el elemento de la indecisión y un error grave: no querer tocar el bolívar. Piensan que dejar un tipo de cambio sobrevaluado a 6,30 bolívares en el caso de Maduro y a 4,30 bolívares en el caso de Luis Herrera iba a disminuir la inflación. Y eso no es verdad.
Al final de este camino, lo que espera es un problema de balanza de pagos por la pérdida de reservas internacionales que, a su vez, obliga a una macrodevaluación porque el desequilibrio acumulado es muy grande.
El Gobierno recibe pocos bolívares porque vende una porción muy importante de los dólares a 6,30 bolívares. Ésta es una de las causas del desequilibrio que tienen las cuentas públicas. Incluso, la brecha entre ingresos y gastos se calcula en 18% del PIB. ¿Se resuelve este problema con las modificaciones en materia de impuestos que anunció Maduro y el recorte de gastos suntuarios?
Sin un ajuste cambiario y sin aumentar el precio de la gasolina no hay manera de cerrar la brecha fiscal. Tendrías que extraerle muchos recursos a la economía a través de impuestos y profundizarías la recesión. Dicho esto, hay que señalar que las leyes aprobadas recientemente con el mecanismo habilitante son una muestra de contradicción. En el caso de las comunas y el banco para la clase obrera, por ejemplo, son políticas expansivas de gasto pero, a la vez, se anuncia un recorte. Un paso adelante y otro atrás. No conozco a ningún gobierno que en un año electoral como 2015 recorte el gasto.
¿Y cómo piensa que Nicolás Maduro va a financiar este gasto en 2015?
Con una devaluación que puede ser anunciada o encubierta. Por ejemplo, pasando sectores que reciben dólares a la tasa de 6,30 bolívares del CENCOEX al SICAD. O con impresión de dinero. En marzo pasado, Rafael Ramírez dijo que se iba a detener la impresión de dinero para financiar a PDVSA, pero ha continuado creciendo porque no tienen cómo cubrir el gasto. Y menos ahora que el petróleo está cayendo.
Todo indica que el Gobierno también está evaluando otro tipo de salida, como obtener recursos a través de la venta de Citgo, aumentar la deuda con China y vender facturas por cobrar a países que están en el convenio de Petrocaribe. ¿Esto no permitiría ganar tiempo y esperar un rebote del petróleo?
Es posible. Y entonces estaríamos en el escenario de 1982. Ese año Luis Herrera utilizó las divisas que quedaban en el Fondo de Inversiones de Venezuela, que equivalían aproximadamente a 25 mil millones de ahora, para aumentar las reservas. Las quemaron todas repartiendo dólares a 4,30 bolívares y en febrero de 1983 tuvo que devaluar. El ajuste es inevitable. Sería una gran irresponsabilidad vender activos como Citgo para comprar tiempo, para que luego, cuando la crisis sea mayor, termines devaluando de todas formas.
¿El problema de sobrevaluación se soluciona llevando el tipo de cambio al nivel de equilibrio que se calcula en 35 bolívares por dólar? ¿Bastaría eso para que la economía inicie una fase de expansión?
No haces nada si unificas el tipo de cambio, que es lo que hay que hacer, y lo pones en 35 bolívares sin eliminar el control de cambio o sin lanzar un programa económico integral, que incluya un financiamiento externo que respalde la confianza y la credibilidad. Además, hay que advertir que la unificación cambiaria tendría efectos inflacionarios: es cierto que muchos productos están marcados al precio del dólar paralelo, pero un conjunto de alimentos que tienen gran peso en la inflación no lo están. Así que habría un impacto inflacionario significativo, como en 1989.
En 1989 Carlos Andrés Pérez gana las elecciones y encuentra un control de cambio colapsado, pocas reservas líquidas, deuda con importadores, controles de precios y escasez. Aplica un programa económico integral que fracasa por distintas fallas, entre ellas la falta de una estrategia de comunicación. ¿Puede Maduro aprender de los errores de 1989 y aplicar el ajuste que requiere el país?
Lo único que ha aprendido Maduro en estos años es el temor al costo político. Está atrapado por una izquierda cavernícola que piensa que se puede dirigir la economía con controles y es capaz de ir a una economía más estatizada antes que dar un viraje. Para un cambio de rumbo se necesitaría una caída sostenida del precio del petróleo o que alguien lo convenza. Y el único que puede hacerlo es Fidel Castro.
¿Crees que Fidel Castro lo convencería de aplicar un programa de apertura económica?
Para Fidel Castro es muy importante que Venezuela sobreviva. Y es capaz de hacer cualquier cosa, incluso en contra de su ideología.
En su libro hace una estimación que coloca la pobreza en 33% al cierre de este año. ¿Podría explicar en qué se basa esta proyección?
Si tomas en cuenta el retroceso de la economía y la elevada inflación, que son dos variables que influyen en la pobreza, no es difícil concluir que va a estar en ese rango. E incluso puede ser más alta, porque este libro lo escribí en julio. Es ahora cuando vemos una gran aceleración en la inflación de alimentos, mientras que la recesión arrecia. Visto así, estamos regresando a los niveles de 1999. Perdimos todo el boom petrolero: la pobreza debe estar en torno a un 40%. Por eso bastó que el petróleo bajara un poco para que rebotara la pobreza. Esto lo que indica es que las políticas para disminuirla no deben ser sólo asistenciales, sino que se necesita más emprendimiento y una economía que crezca de manera sostenida.
El Gobierno podría argumentar que, como ha mantenido el empleo y además aumentó el salario mínimo y cuenta con programas como Mercal, entonces la pobreza no debería aumentar mucho.
La variable que permite que se mantenga el empleo es la caída del salario real, que es el que cuenta. La tasa a la que aumentan los precios es mayor al incremento del salario y el poder adquisitivo ha caído por lo menos 15% este año. En última instancia, Hugo Chávez repartió bienes, poder de compra… pero Maduro repartió billetes que valen menos por la inflación.
¿Cómo cree que la historia va a reflejar el Socialismo del Siglo XXI?
Como una gran decepción. Como un intento por redimir al pueblo venezolano, pero que acabó en un fracaso espectacular, como todos los socialismos. Va a ser recordado como una gran tontería que desperdició un gran boom petrolero.
En su libro incluye una propuesta de plan económico para Venezuela. Afirma que fue un error utilizar el tipo de cambio fijo para controlar la inflación y propone un tipo de cambio competitivo. Históricamente esto ha sido criticado, en el sentido de que se trataría de mantener una moneda devaluada para ayudar a exportar a sectores ineficientes.
La historia económica universal es contundente en cuanto a que los países que mantienen tipos de cambio fijo en un cuadro de alta inflación comienzan a perder la diversificación, acaban con el sector transable y se especializan en unos pocos productos, convirtiéndose en importadores. Los países que se han diversificado lo han hecho sobre la base de una moneda competitiva, que abarata los costos de tus bienes exportables. Eso no es suficiente, porque si fuese sólo eso tendrías que aceptar que vas a tener salarios bajos toda la vida. Por eso tiene que acompañarse con políticas de oferta que promuevan la capacitación de la mano de obra, creación de infraestructura.
Ha publicado varios trabajos sobre el tema del endeudamiento. El riesgo país está en 20 puntos y el acceso al financiamiento externo se está cerrando. ¿Cree que puede llegar el momento en que no se pueda pagar la deuda por la imposibilidad de emitir nuevos bonos?
Ése es el reto del próximo año: se vencen 11 mil 200 millones de dólares y en este momento no hay cómo pagarlos. A menos que sacrifiques fuertemente las reservas internacionales y vendas parte del oro. Con el precio actual del barril de petróleo, las exportaciones petroleras aportarían 45 mil millones de dólares y son necesarios 30 mil millones para cubrir importaciones. Eso lo que me dice es que va a haber algún tipo de renegociación de la deuda.
Entonces, ¿es inevitable el cuadro de alta inflación y recesión en 2015?
Si se revisa la historia de Venezuela, cada vez que el petróleo ha caído de una manera importante hay una recesión. Y la inflación de tres dígitos es muy probable porque el Gobierno va a recurrir a la devaluación… o a la impresión de dinero para financiarse.